Ambato – Ernesto Chaso y Jefferson Quinatoa se apresuraron a salir de su casa en la comunidad Illagua Grande para no atrasarse a clases al colegio Quisapincha, donde cursan el noveno año de educación básica en horario vespertino.
Salieron rápido porque conocían que debían caminar un largo trecho, pues la carretera en la parte alta de la parroquia Quisapincha se destruyó en un tramo en la madrugada de ayer por las intensas lluvias.
José Cosquillo, vicepresidente de la comunidad Illagua Grande, aseguró que más de 5.000 personas viven en este sector, así como en Illagua Chico, Tondolique, Calhuasig Chico, Calhuasig Grande, Chaupiloma y La Hondonada, los que prácticamente se quedaron incomunicados.
Dijo que necesitan que las autoridades dispongan en el menor tiempo que se hagan los trabajos para que se habilite el paso por la carretera que une las comunidades de la parte alta de la parroquia Quisapincha con Ambato, por donde sacan los productos que cultivan.
Tomás Cosquillo aseguró que tiene que caminar un poco más de una hora hasta Illagua Chico. Señaló que es peligroso pasar caminando por el lugar en donde se fue la carretera.
Por eso también hizo el llamado para que se arregle en forma inmediata, ya que por ahí salen unos 500 estudiantes.
Eustaquio Toala, vocal de la junta parroquial de Quisapincha, dijo que la afectación en la carretera se puso en conocimiento de los técnicos del gobierno provincial de Tungurahua con el propósito de que enseguida se envíe maquinaria que permita habilitar el paso vehicular por la zona. Él ha pedido paciencia a los comuneros de la zona. (I)

Comentarios

comentarios