Quito – Los representantes de los gremios del transporte terrestre concluyeron ayer una jornada de diálogos en la Asamblea Nacional y con el Ejecutivo respecto a las reformas a la Ley de Tránsito que se debaten en el legislativo.

La amenaza de una movilización nacional de las bases de todas las modalidades del transporte terrestre para el próximo 29 de noviembre aceleró al Gobierno a propiciar una reunión con los transportistas en la Presidencia de la República, ayer, viernes 23 de noviembre.

A la cita acudieron Jorge Calderón, presidente de la Fedotaxis; Luis Felipe Vizcaíno, presidente de la Fenatrapre; Oswaldo Guamán, de la Fenatei; y, Abel Gómez, presidente de la Fenacotip.

En la reunión que duró más de tres horas, desde el lado del Gobierno participaron Santiago Cuesta, consejero de Gobierno; el viceministro de Gestión del Transporte, Ángel Loja Llanos; Norman Wray, viceministro de Finanzas; Álvaro Guzmán, director nacional de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT); y, Jorge Mejía, subdirector de la ANT.

El sector del transporte terrestre demanda cuatro cosas en las reformas a la Ley: Eliminar la creación de la modalidad de transporte mixto-urbano- rural, contemplado en el artículo 57.1 del proyecto; reemplazar el uso obligatorio del tacógrafo por GPS; establecer disposiciones para el control efectivo a la informalidad e ilegalidad, sobre todo de los aplicativos móviles transnacionales como Uber y Cabify; y, la creación de una secretaría técnica vial.

Jorge Calderón, presidente de la Federación Nacional del Transporte  en Taxis del Ecuador, insistió en que reformar el artículo 57 del proyecto sobre el transporte mixto urbano-rural traería conflictos, confrontaciones y un “canibalismo entre hermanos transportistas de todas las modalidades de transporte terrestre en las ciudades y provincias del país”.

Calderón dijo que ante la apertura del diálogo con el Ejecutivo la medida anunciada para el 29 de noviembre queda en suspenso, y que esperarán una respuesta positiva de la Asamblea Nacional una vez que reactive el primer debate. “Mantendremos el diálogo como primera opción para alcanzar los acuerdos necesarios alrededor de la Ley”, añadió.

Luis Felipe Vizcaíno, de la Federación Nacional del Transporte Pesado, expresó que es necesario un cambio estructural en la administración y en la organización del transporte y tránsito en el Ecuador; por lo que planteó la creación de una secretaría técnica de seguridad vial especializada.

Edwin Vásquez, del Sindicato de choferes profesionales de Imbabura, pidió a la Asamblea Nacional incluir en la normativa el fondo de cesantía para los transportistas que pasan los 60 años de edad.

Comentarios

comentarios